jueves, 18 de agosto de 2016

CAFÉ CON SAL PARA UNA PESADILLA
















He soñado con Dios
me dijo que no podía dormir
en la pesadilla del mundo.
Falsos apóstoles
de la democracia y religión
le quitaban el sueño.
La cruz despedazada
yacía bajo la sombra
de sus lágrimas.
Sus bordes, oxidados
por tantas monedas
de plata, resquebrajados.
Quise cantarle una canción
pero mi boca estaba pegada
por la sed de justicia
llagada por hambre de libertad.
Compartimos un silencio
Le invité a tomar café
y me pidió sal para endulzarlo. 

jueves, 30 de junio de 2016

Del Zoon Politikón a la degeneración del concepto.

Del Zoon Politikón a la degeneración del concepto.
Nunca entendí muy bien esa extraña idea de la pureza racial o ideológica, debe ser porque tal vez tengo claro que la razón y la verdad son independientes de la idea o el color y tal vez no exista más pureza que la honradez del pensamiento individual. Más que nada porque me aterra la idea de posturearme por simple tendencia de moda al uso, especialmente cuando dicha moda es una rémora maquillada, un anacronismo fallido o una impostura que no persigue otro objetivo que el de mantenerse en un bucle de retroalimentación negativa.
Sin embargo parece (y lo demuestra la obstinada historia) que quienes tienden a ampararse en su pureza racial o ideológica, suelen hacerlo siempre desde la carencia absoluta del argumento, argumento que sustituyen por una extraña amalgama de consignas rebañeras que anulan con éxito demostrado la capacidad que deberíamos tener de pensar por nuestra cuenta. Supongo que en el fondo el populismo trasladado a cualquier ámbito es la receta de éxito del perfil mesiánico en sus diversas manifestaciones. Y que el enemigo común a todos los nuevos profetas es justo esa capacidad que anula las consignas y dogmas encaminados a enfervorizar a las masas, anulando su capacidad crítica. Está más que demostrado que es más sencillo anular en masa que individualmente, y a ese primer mandamiento de anulación es al que se aferran con mayor éxito aquellos vendedores de humo y fabricantes de miseria.
No importa el bagaje académico o la intelectualidad del individuo ya que sometidas estas al poder de la masa, quedan anuladas ante el brillo de los conceptos, que en una extraña metamorfosis alcanzan la condición de embrujo que anula todo lo demás y nos arrastra a comulgar con ruedas de molino, saboreando con un artificial éxtasis lo que no es más que una dura piedra que tales mesías pretenden colocar sobre nuestras espaldas para aliviar el peso de las suyas. El hombre es zoon politikón, pero obviamente el concepto ha degenerado demasiado desde la afirmación aristotélica.

lunes, 20 de junio de 2016

TEORIA DE UN FRACASO.


Entré en mi tugurio favorito, como cada noche. Las mismas caras aburridas sobre posa-vasos de conversaciones con sabor a lo de siempre, copas llenas de personas vacías flotando sobre el hielo de una de tantas noches de invierno. En la calle asfalto escarchado de silencio y sombras huidizas con los bolsillos llenos por sus manos rotas. Encendí mi décimo cigarrillo a sabiendas de que estaba prohibido, tal vez era mi única manera de desafiar con papel de fumar y tabaco barato todos los decretos de ley destinados a encarcelarme con promesas de libertad.
¡Pepe, pónme un cubata!
Me incliné sobre mi copa, mientras dejaba que los minutos se disolvieran a mi alrededor, no buscaba nada, hace tiempo que sé que no queda nada por encontrar, que no existen las promesas, si no la decisión, y yo estaba decidido:
Decidido a tomar mi copa, a cambiar mi microcosmos, decidido a tomar una decisión, a buscar una decisión que tomar. De repente comprendí que ni esa opción tenía, saque mi pistola, la apoye sobre mi cabeza y sonó un disparo, mi copa se tiño de rojo por la herida superficial sobre mi sien derecha.

¡Mierda, ni para pegarme un tiro valgo! 

martes, 7 de junio de 2016

NO PODEMOS

Voy a presentarme a las elecciones de mi pueblo – aunque no sea mi pueblo –.  Me presento con una bandera color sangre, la sangre inocente que siempre derramamos, me presento con dos herramientas de trabajo cruzadas, el trabajo que os costará intentar expulsarme cuando consiga todo el poder. Cambiare los nombres de vuestras calles, las fotos de vuestros antepasados y todas sus costumbres para quitaros la identidad. Me llevaré vuestro pan al pueblo de al lado, y cuando protestéis la culpa será vuestra o de la oposición y también os llevaré donde no se escuche más la voz. Lo tengo todo bien planeado, incluso la demolición de vuestros viejos paisajes mientras os expulso de vuestro hogar para darlo a aquellos que solo ponen piedras en el camino.
Voy a presentarme a las elecciones de mi pueblo y me vitoreareis mientras quemo las siembras y siembro de sal los campos que os dan el sustento. Y cuando no tengáis nada y yo tenga lo poco que teníais, entonces no tendré que presentarme más, vuestra sumisión se encargará de mantenerme y vuestro miedo de obedecer.

sábado, 30 de abril de 2016

TXUS



Txus se despertó una vez más de madrugada con esa sensación de opresión en torno a su vida, esa extraña y terrorífica sensación de estar sujeto a cables invisibles que movían sus circunstancias por él. Marioneta del destino, si existe algo parecido, o tal vez un lanas más que no termina de enterarse de que las buenas intenciones no escapan sin castigo. Las horas restallaban como látigos en sus sienes en una noche interminable y oscura que se cerraba en torno a sus aspiraciones de vida sencilla como la tapa de un ataúd. Tal vez soñar solo consistía en dormir en una pesadilla sin final con descansos en duermevela para fumar un par de cigarrillos.

Se vistió lentamente y decidió salir a caminar sin rumbo por un mapa desolado con la brújula averiada, caminar hace bien y te deja tiempo para no pensar demasiado. El problema es que Txus no se daba cuenta de que llevaba toda su vida caminando tras sus propias huellas mientras otros ante él iban borrando su rastro, en el fondo era otra silueta borrosa más en el dibujo abstracto de un lienzo podrido tras el eco de una carcajada que no terminaba de alcanzar. 

jueves, 31 de marzo de 2016

ANTIHÉROE.

Conozco a un superhéroe, no usa trajes vistosos ajustados marcando paquete con largas capas, nunca he visto su silueta voladora cortando el cielo bajo la luz de la luna, tampoco tiene supervisión. Más bien al contrario, es bajito; tiene astigmatismo y vista cansada. Tampoco hace alardes de grandes ideales, más bien parece pragmático y en ocasiones saca a pasear una buena dosis de mal genio, especialmente cuando encuentra en su camino personas estúpidas que se consideran con derecho a saberlo todo y sentar catedra. En ocasiones lo he visto agotado, como si la vida le pesase más que los huesos y cuando eso sucede su mirada es triste, sus silencios largos, su mejor amigo es un vaso de whisky acompañado de hielo y algunos cigarrillos. Tal vez su único súper poder  es el de sacar fuerzas de su propia debilidad para ayudar a las personas que ama o le necesitan olvidando las ofensas con facilidad. Tal vez más que un superhéroe es un antihéroe, pero es lo más parecido a un superhéroe que he visto en mi vida. 

jueves, 17 de marzo de 2016

POESÍA A DEDO ALZADO.




Soy supermegachachiguai y quiero escribir poesía a dedo alzado, porque ya lo hacían los antiguos emperadores en sus circos particulares. Voy a escribir desde el alma para desgarrarte el alma con tus dedos miopes alzados de satisfacción. Escribiré lindas rimas cargadas y cargantes, soy un gladiador en un circo de pulgas (la arena es cara) buscando mi supervivencia y mi súper insistencia. No soy ducho en el arte  de la lucha o de la ducha, pero tengo derecho a mis cinco minutos de gloria en las redes sociales ¡Cómo mola la poesía a dedo alzado! Aquella que derrumba los muros del talento para proporcionarme un rinconcito de ego virtual. Voy a ser “Kent Zote” o “Antonio Pesado” o “Ezra Not Found” o “Francisco Q´espanto”  porque ya lo hicieron otros. Noto como el verso sale de mis dedos buscando la aprobación de los tuyos y me embriaga la emoción cibernética, tengo en favoritos una pág que se llama “el parnaso”, las musas viven allí.  Joder, soy supermegachachiguai y el día que se celebre la feria del libro en el feisbu es que voy a arrasar en ventas.

miércoles, 17 de febrero de 2016

GIRAR EN TORNO A NADA

De pronto me encontré en aquel apartado rincón tomando café con poco azúcar, una sombrilla cobijaba mis reflexiones interponiéndose entre los rayos juguetones de un sol vespertino y una agitada cadena de pensamientos precipitados pero consecuentes. La vida giraba a mi alrededor como un tiovivo sin música y agotados sus caballitos de madera. De repente intuí que tal vez todo se reduce a girar sin más sentido que el de las agujas de un reloj averiado por terceros.

viernes, 12 de febrero de 2016

“KRISTALLNACHT"


Hablar por afrentar
dar latigazos de inmoralidad
desde un ultraje inexistente.
Aullar calumnias con el puño en alto
y cantar mañanas asmáticas
desde el balcón de la hipocresía.
Sacar muelas  con discursos
de las rebajas soviéticas
olvidando sus muros caídos
por el ariete de la libertad
y millones de lágrimas enterradas
entre los cascotes del gulag.
Voces con olor a rancios cementerios
y promesas de nuevas sepulturas  
con urnas llenas de balas de ametralladora.
Nuevas urbanizaciones de reeducación  
con trabajo asegurado en sus campos.
Pijamas a raya sin niños
Niños sin futuro
Títeres y titiriteros
Las nuevas hordas de camisas pardas

en busca de su “Kristallnacht”.

viernes, 4 de diciembre de 2015

LOS SARGAZOS


En aquel recuerdo, arraigado en el origen,
allí donde muere la memoria
dando paso a la nostalgia de tantas inquietudes
que llevaste en la maleta de la ausencia;
van dobladas las camisas que mis manos
vistieron en tu piel.
En el mar de los sargazos, junto a los viejos armazones
de barcos naufragados yacen los restos
de aquellas noches concupiscentes,
llenas de humedades compartidas en sinuosas caricias
que estrangularon la rectitud de intenciones sinceras.
En el malecón rugen ecos insonoros
que embisten el día a día de cada intento.
Aún mantengo el gesto de la despedida
apoyado en la baranda de estos versos
que se agitan como un pañuelo.
Ahora paseo por la ensenada del olvido,
contemplando las olas del recuerdo
que en ocasiones arrojan vestigios
en la infinitud de la arena,
bañada tan sólo por la marea de la tristeza.