sábado, 24 de septiembre de 2016

SODOMÍA EN VERSO.


“Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse”.

Gabriel Celaya.



Deje de escribir poesía cuando mis versos

abrazaron el sofismo en busca de percha

en la que colgar mi chaqueta prestada.

Mis estrofas son un eco desde entonces.

Me acuesto con dolor de sodomía cotidiana,

pero tengo tantos seguidores que no importa.

El esfínter dilatado iguala la geografía de mi sonrisa

¡Mirad como aplaudo al Rey rojo de turno

con mis manitas republicanas!

y rezo rosarios beatos al “Cristo de la Hoz y el Martini”

mientras comulgo con ruedas de molino.

Ya no soy poeta, si no bufón

al servicio de la corte y sus recompensas.

Poesía del pueblo y para el pueblo, pero sin el pueblo.

Mi voz pagada me sirve a mí,

pero yo he dejado de servir a la poesía.

lunes, 19 de septiembre de 2016

EL RUGIR DE LA TIERRA.

La tierra estalló de repente con un rugido de ira contenida por miles de años de explotación humana sobre su superficie. La ciudad porteña de Coquimbo pareció estallar en mil pedazos en menos de tres minutos, seguidos por dos minutos posteriores de menor intensidad. La pachamama dio a luz gemelos de 8:58 y 8:48 en la escala Richter con apenas un minuto de diferencia. Todo era confusión en aquellos 5 minutos. El tiempo necesario para fumar un cigarrillo fue en ese instante el tiempo suficiente para morir o sobrevivir. Edificios, árboles, grúas, automóviles pintaban el paisaje en el lienzo de un macabro baile de destrucción con la banda sonora de gritos y alarmas de emergencia. El suelo abriéndose bajo los pies en diversos puntos de la ciudad semejaba a unas fauces de tierra con hambre devoradora. Los ciudadanos intentaban organizarse para   ponerse a salvo en los puntos señalados, con la mochila de supervivencia recomendada para esos casos, y cuando aún apenas estaban repuestos del terremoto el océano contesto a la tierra con un rugido acuático y el cielo se tiño de agua. Un fuerte olor a mar y un ruido ensordecedor fue el aviso de llegada del primer tren de olas devastadoras que apagaron con su furor el ambiente festivo y el olor a asado de fiestas patrias.


Un primer tren de muerte con olas de 5 metros sacó su lengua sobre la tierra, como saboreando con lento placer la sangre y destrucción que llevarían a su paladar los siguientes trenes de olas de entre 8 y 12 metros. La noche se volvió más oscura en presencia de la muerte rondando por sus horas, la angustia de personas buscando a sus seres queridos separados violentamente por brazos de espuma y roca. Atrapados tal vez por el espinoso alambre de los escombros de edificios destruidos y barcos de pesca que elevados del mar por lo bíceps del agua acabaron estrellados en lo poco que quedaba del asfalto urbano. Un pequeño de apenas 2 años fue arrebatado del pecho materno por los brazos acuáticos de la furia de los elementos para ser encontrado días más tarde despedazado entre los escombros. El armazón de una barca de pesca junto con el cadáver de su dueño extendido entre los restos terminó aparcado en la zona azul del centro de la ciudad, un vagabundo ebrio de alcohol y confusión deambulaba como un fantasma por el esperpéntico paisaje, un taxi colectivo amaneció sobre la copa de una palmera y el esqueleto de la antigua biblioteca se alzaba sobre el desastre con todos sus libros amputados en el interior.

Las orillas de lo que antaño fue una playa entre la zona de Baquedano y la avenida del mar semejaban un cementerio de arte abstracto con pinceladas de tierra de nadie tras una dura batalla entre sus antaño confortantes arenas alfombradas y la fuerza del agua desatada  en una catástrofe natural sin precedentes desde casi cien años atrás. Cangrejos confusos, gaviotas asustadas y leones marinos conjuntaban un triste coro con sabor a réquiem acompañados por la música orquestal de los motores de los bulldozers de la armada chilena, los camiones y excavadoras civiles.

En las calles hierros retorcidos y oxidados, agua y barro bajo los escombros de lo que antaño fueron negocios y hogares felices. Antenas de televisión emergiendo de entre los restos como brazos amputados de algo que ya no existe. Personas sin hogar y con el alma en pedazos enjugaban el llanto de sus pérdidas entre los brazos de los voluntarios civiles desplegados en la zona para ayudar, y en medio de esa devastación un español se sintió más chileno que nunca con el barro cubriéndole las rodillas, una pala en la mano, la espalda rota por 8 horas de trabajo y el alma despedazada por tanta destrucción.
Los mástiles de las banderas patrias, quebrados por el furor de los elementos, fueron el preludio de las que a la mañana siguiente ondeaban a media asta en todo el país en memoria de las víctimas y devastación causada en la región. Una referencia en varios periódicos y noticiarios internacionales no da para comprender lo que significa realmente vivir aquellos momentos en primera persona, sabiendo que tal vez en cualquier instante de esa noche interminable tienes una cita con la muerte.

En memoria de las víctimas del terremoto y tsunami acontecidos en la región de Coquimbo  en septiembre del 2015. Algo que jamás podre olvidar 

viernes, 9 de septiembre de 2016

EL PAÍS DEL CARTÓN PIEDRA.

EL PAÍS DEL CARTÓN PIEDRA.
Era un extraño y lejano país en el que todas las cosas eran de cartón piedra:
Los colegios y universidades, el sistema educativo, los títulos, las iglesias, los organismos culturales y políticos, las personas, la sociedad en general, en fin, todo  era de cartón piedra.

Se podría afirmar que  ese extraño y lejano país era un inmenso escenario preparado para una mala obra de teatro en la que muchos actores interpretaban papeles que les quedaban grandes y una minoría quedaba condenada al papel de espectadores obligados de la bochornosa tragicomedia cotidiana. Las gentes sin embargo corrían felices por los diversos escenarios preparados al efecto, interpretando sus tristes papeles sin entender que fuera del escenario todo se derrumbaba porque como es bien sabido, el cartón piedra no es muy diferente de la casa de paja del pequeño de los tres cerditos, se  derrumba ante el soplido de aquel lobo llamado realidad. 

jueves, 18 de agosto de 2016

CAFÉ CON SAL PARA UNA PESADILLA
















He soñado con Dios
me dijo que no podía dormir
en la pesadilla del mundo.
Falsos apóstoles
de la democracia y religión
le quitaban el sueño.
La cruz despedazada
yacía bajo la sombra
de sus lágrimas.
Sus bordes, oxidados
por tantas monedas
de plata, resquebrajados.
Quise cantarle una canción
pero mi boca estaba pegada
por la sed de justicia
llagada por hambre de libertad.
Compartimos un silencio
Le invité a tomar café
y me pidió sal para endulzarlo. 

jueves, 30 de junio de 2016

Del Zoon Politikón a la degeneración del concepto.

Del Zoon Politikón a la degeneración del concepto.
Nunca entendí muy bien esa extraña idea de la pureza racial o ideológica, debe ser porque tal vez tengo claro que la razón y la verdad son independientes de la idea o el color y tal vez no exista más pureza que la honradez del pensamiento individual. Más que nada porque me aterra la idea de posturearme por simple tendencia de moda al uso, especialmente cuando dicha moda es una rémora maquillada, un anacronismo fallido o una impostura que no persigue otro objetivo que el de mantenerse en un bucle de retroalimentación negativa.
Sin embargo parece (y lo demuestra la obstinada historia) que quienes tienden a ampararse en su pureza racial o ideológica, suelen hacerlo siempre desde la carencia absoluta del argumento, argumento que sustituyen por una extraña amalgama de consignas rebañeras que anulan con éxito demostrado la capacidad que deberíamos tener de pensar por nuestra cuenta. Supongo que en el fondo el populismo trasladado a cualquier ámbito es la receta de éxito del perfil mesiánico en sus diversas manifestaciones. Y que el enemigo común a todos los nuevos profetas es justo esa capacidad que anula las consignas y dogmas encaminados a enfervorizar a las masas, anulando su capacidad crítica. Está más que demostrado que es más sencillo anular en masa que individualmente, y a ese primer mandamiento de anulación es al que se aferran con mayor éxito aquellos vendedores de humo y fabricantes de miseria.
No importa el bagaje académico o la intelectualidad del individuo ya que sometidas estas al poder de la masa, quedan anuladas ante el brillo de los conceptos, que en una extraña metamorfosis alcanzan la condición de embrujo que anula todo lo demás y nos arrastra a comulgar con ruedas de molino, saboreando con un artificial éxtasis lo que no es más que una dura piedra que tales mesías pretenden colocar sobre nuestras espaldas para aliviar el peso de las suyas. El hombre es zoon politikón, pero obviamente el concepto ha degenerado demasiado desde la afirmación aristotélica.

lunes, 20 de junio de 2016

TEORIA DE UN FRACASO.


Entré en mi tugurio favorito, como cada noche. Las mismas caras aburridas sobre posa-vasos de conversaciones con sabor a lo de siempre, copas llenas de personas vacías flotando sobre el hielo de una de tantas noches de invierno. En la calle asfalto escarchado de silencio y sombras huidizas con los bolsillos llenos por sus manos rotas. Encendí mi décimo cigarrillo a sabiendas de que estaba prohibido, tal vez era mi única manera de desafiar con papel de fumar y tabaco barato todos los decretos de ley destinados a encarcelarme con promesas de libertad.
¡Pepe, pónme un cubata!
Me incliné sobre mi copa, mientras dejaba que los minutos se disolvieran a mi alrededor, no buscaba nada, hace tiempo que sé que no queda nada por encontrar, que no existen las promesas, si no la decisión, y yo estaba decidido:
Decidido a tomar mi copa, a cambiar mi microcosmos, decidido a tomar una decisión, a buscar una decisión que tomar. De repente comprendí que ni esa opción tenía, saque mi pistola, la apoye sobre mi cabeza y sonó un disparo, mi copa se tiño de rojo por la herida superficial sobre mi sien derecha.

¡Mierda, ni para pegarme un tiro valgo! 

martes, 7 de junio de 2016

NO PODEMOS

Voy a presentarme a las elecciones de mi pueblo – aunque no sea mi pueblo –.  Me presento con una bandera color sangre, la sangre inocente que siempre derramamos, me presento con dos herramientas de trabajo cruzadas, el trabajo que os costará intentar expulsarme cuando consiga todo el poder. Cambiare los nombres de vuestras calles, las fotos de vuestros antepasados y todas sus costumbres para quitaros la identidad. Me llevaré vuestro pan al pueblo de al lado, y cuando protestéis la culpa será vuestra o de la oposición y también os llevaré donde no se escuche más la voz. Lo tengo todo bien planeado, incluso la demolición de vuestros viejos paisajes mientras os expulso de vuestro hogar para darlo a aquellos que solo ponen piedras en el camino.
Voy a presentarme a las elecciones de mi pueblo y me vitoreareis mientras quemo las siembras y siembro de sal los campos que os dan el sustento. Y cuando no tengáis nada y yo tenga lo poco que teníais, entonces no tendré que presentarme más, vuestra sumisión se encargará de mantenerme y vuestro miedo de obedecer.

sábado, 30 de abril de 2016

TXUS



Txus se despertó una vez más de madrugada con esa sensación de opresión en torno a su vida, esa extraña y terrorífica sensación de estar sujeto a cables invisibles que movían sus circunstancias por él. Marioneta del destino, si existe algo parecido, o tal vez un lanas más que no termina de enterarse de que las buenas intenciones no escapan sin castigo. Las horas restallaban como látigos en sus sienes en una noche interminable y oscura que se cerraba en torno a sus aspiraciones de vida sencilla como la tapa de un ataúd. Tal vez soñar solo consistía en dormir en una pesadilla sin final con descansos en duermevela para fumar un par de cigarrillos.

Se vistió lentamente y decidió salir a caminar sin rumbo por un mapa desolado con la brújula averiada, caminar hace bien y te deja tiempo para no pensar demasiado. El problema es que Txus no se daba cuenta de que llevaba toda su vida caminando tras sus propias huellas mientras otros ante él iban borrando su rastro, en el fondo era otra silueta borrosa más en el dibujo abstracto de un lienzo podrido tras el eco de una carcajada que no terminaba de alcanzar. 

jueves, 31 de marzo de 2016

ANTIHÉROE.

Conozco a un superhéroe, no usa trajes vistosos ajustados marcando paquete con largas capas, nunca he visto su silueta voladora cortando el cielo bajo la luz de la luna, tampoco tiene supervisión. Más bien al contrario, es bajito; tiene astigmatismo y vista cansada. Tampoco hace alardes de grandes ideales, más bien parece pragmático y en ocasiones saca a pasear una buena dosis de mal genio, especialmente cuando encuentra en su camino personas estúpidas que se consideran con derecho a saberlo todo y sentar catedra. En ocasiones lo he visto agotado, como si la vida le pesase más que los huesos y cuando eso sucede su mirada es triste, sus silencios largos, su mejor amigo es un vaso de whisky acompañado de hielo y algunos cigarrillos. Tal vez su único súper poder  es el de sacar fuerzas de su propia debilidad para ayudar a las personas que ama o le necesitan olvidando las ofensas con facilidad. Tal vez más que un superhéroe es un antihéroe, pero es lo más parecido a un superhéroe que he visto en mi vida. 

jueves, 17 de marzo de 2016

POESÍA A DEDO ALZADO.




Soy supermegachachiguai y quiero escribir poesía a dedo alzado, porque ya lo hacían los antiguos emperadores en sus circos particulares. Voy a escribir desde el alma para desgarrarte el alma con tus dedos miopes alzados de satisfacción. Escribiré lindas rimas cargadas y cargantes, soy un gladiador en un circo de pulgas (la arena es cara) buscando mi supervivencia y mi súper insistencia. No soy ducho en el arte  de la lucha o de la ducha, pero tengo derecho a mis cinco minutos de gloria en las redes sociales ¡Cómo mola la poesía a dedo alzado! Aquella que derrumba los muros del talento para proporcionarme un rinconcito de ego virtual. Voy a ser “Kent Zote” o “Antonio Pesado” o “Ezra Not Found” o “Francisco Q´espanto”  porque ya lo hicieron otros. Noto como el verso sale de mis dedos buscando la aprobación de los tuyos y me embriaga la emoción cibernética, tengo en favoritos una pág que se llama “el parnaso”, las musas viven allí.  Joder, soy supermegachachiguai y el día que se celebre la feria del libro en el feisbu es que voy a arrasar en ventas.